Revista de Constantina

Toda la información actual e histórica en un clic

Archive for the ‘LA ARQUITECTURA’ Category

ARQUITECTURA

Posted by constantinero en septiembre 24, 2009

ARQUITECTURA CIVIL URBANA

 

Barrio de la Morería.

Está situado en la falda del castillo y tiene un carácter medieval muy acentuado.

Casa en la calle del Pósito.

 Edificio muy espacioso, que sirvió de Pósito en- otro tiempo, y hoy se halla muy transformado. En uno de los pilares dice: 1758.

Existen varios edificios con portadas y elementos exteriores e interiores, que deben pertenecer al XVIII. Así: Calle Queipo de Llano, núm. 51, donde se halla el Correo; Plaza de Falange (Carretería), núm. 35; los núm. 1 y 3 de esta misma plaza; Plaza de Torrico, num.6, Capitán Castelló, núm. 10; Queipo de Llano, núm. 68 y Generalísimo Franco  núm. 1.

 

ARQUITECTURA CIVIL RÚSTICA

 

Los pozos de las Nieves. 

 

Se hallan situados a la salida del pueblo, en una pequeña desviación de la carretera conduce a Cazalla de la Sierra. En  un gran salón, dos series de arcos de medio punto, dividen el conjunto en  tres naves. Los pozos, abovedados en 1760 y 61, según demuestran unas inscripciones, son muy profundos. Hasta tiempos recientes existía una estancia dedicada a capilla de la Virgen de las Nieves, con su retablo e imágenes.

El hastial tiene apariencias de edificación religiosa, con elementos clásicos y espadaña. En la arquivolta del arco se lee: Santa Bárbara. Tiene esta fachada el escudo de Sevilla, fechado en 1696 y unas lápidas con la siguiente inscripción:

Reinando en España D. Carlos Segundo nuestro Señor el Ilustrísima Cabildo y Regimiento de Sevilla compró estos pozos con sus  albercas agua y demás que le pertenecen junto con el pozo del Robledo sus  aguas y albercas en remate público en el año pasado de 18S4 y en el de 1694 ganó privilegio de S. M. ‘y licencia para encerrar nieve en dichos pozos y libertad de quintos y ahora en este año de i696 a costa de sus propios mandó hacer estas obras por acuerdo de 30 de diciembre de dicho año 1699 siendo Asistente y Juez, del Desempeño el Señor d. Lorenzo Fernández, de Villavicencio Marqués de Valdehermoso Caballero del Orden de Calatrava Mayordomo de la Reina Nuestra Señora del Consejo de Hacienda de S. M. y Diputados de Propios los Señores D. Jerónimo Ortiz, de, Sandoval  y Zúñiga D. Fernando Caballero de Illescas  y  D. Bartolomé de Céspedes Villarreal Jurado y Procurador Mayores Señor D. Diego Muñoz de Dueñas Mayordomo y Tesorero de dichos Propios D. Juan de Angulo y Pedrosa.

 

ARQUITECTURA MILITAR

Dos núcleos de fortificaciones existen en Constantina: uno en el Cerro del Castillo y otro en el inmediato del Almendro, habiendo noticias de otro castillo situado en sus cerca­nías; el de Firrix citado por el Ajbar Machmua y El-Edrisí. Al que huyó Jusuf el Fhri después de ser derrotado Abdallah ben Al Meruaní cuando aquél se sublevó contra Abderramán.

 El Castillo de Constantina.

 Generalmente se admite por los autores que en el alto cerro situado al poniente de Constantina estuvo desde tiempos remotos la fortaleza que servía de defensa a la población diseminada en sus faldas .Los restos que hoy se conservan no van más allá de la Edad Media, siendo difícil precisar quienes fueran sus constructores, pues el estado de ruina en que se halla hace que falten los rasgos estilísticos que pudieran servir de orientación. Las líneas generales y ciertos detalles de la organización de las entra­das de la barbacana y del recinto parecen acusar la mano de obra musulmana, no siendo escasa la parte que corresponde a las labores de reconstrucción realizadas después de la reconquista cristiana, de alguna de las cuales, cuyo coste alcanzó la importante cuantía de 1.124.000 maravedís, queda constancia en los documentos.

Tal como hoy permanece el Castillo de Constantina está consti­tuido por un recinto poligonal de unos noventa metros de diámetro, que tiene como defensa exterior una barbacana, de la que quedan los suficientes restos para afirmar que circuía por completo el recinto; en el «lado que mira al Este estuvo la entrada, acodada con relación, a la puerta de la fortaleza.

El recinto está constituido por diez lienzos de muralla y flanqueado por  siete torres colocadas invariablemente en el punto de unión de dos de aquéllos; estas torres, muy voladas sobre el paramento exterior del adarve, son de planta ultra semicircular, excepción hecha de una que es rectangular. Las dos que miran al norte y la inmediata del este., se hallan en buen estado, no así las  demás de las que sólo se conservan los muros hasta la altura del paseo de ronda cuando más.

La  torre del Homenaje  tiene doce metros de altura y está situada a la derecha de la entrada del recinto. Consta de dos plantas y azotea que debió estar almenada; la planta baja está constituida por un departamento de forma elíptica cubierto por bóveda de medio cañón; la segunda planta consiste en otro departamento de igual forma que el de abajo, cuya bóveda está dividida en dos tramos por un robusto arco rajón, siendo uno de ellos de arista y el otro de cañón seguido. Ambas plantas carecen de comunicación entre sí, entrándole por el paseo de ronda al departamento alto, del que a su vez parte la escalera que lleva a la terraza. Las otras dos torres que siguen a la del homenaje, únicas que conservan la cubierta, encierran departamentos de planta circular con bóvedas vaídas magníficamente construidas.

La puerta de entrada al recinto se hallaba al levante, sirviéndole la Torre del Homenaje de defensa. La parte del adarve en que se abría es la más destruida de todo el recinto, no quedando nada de ¡os arcos que la formaban y pudiéndose apenas conjeturar en disposición general de la entrada. Franqueada la puerta se atravesaba un paso acodado, defendido a la derecha por la propia muralla y a la izquierda por uno de los lienzos del alcázar, construido en el interior del recinto. Este paso se hallaba cerrado en el extremo opuesto a la puerta, por un muro que forma ángulo recto con la torre del Homenaje, en el cual se abría otra puerta por la que, después de atravesar un pequeño patio de forma irregular, se penetraba a la Plaza de Armas, que ocupaba la mayor parte del recinto y en la que es probable que estuvieran los alojamientos de la guarnición. El alcázar construido dentro de la fortaleza es pequeño y está casi destruido; consta de una nave de forma irregular situada, frente a la puerta de la fortaleza y de una gran construcción de robustos muros y planta rectangular debajo de la cual existe un gran aljibe con cuatro lumbreras, al cual se desciende por empinada y angosta escalera situada en el ángulo SO, de esta edificación. Todas estas construcciones debieron tener segunda planta.

El paramento de murallas, torres y edificaciones interiores es de mampostería de piedra del país trabada con mortero, siendo obra tosca pero fuerte; las roscas de arcos y bóvedas son de ladrillo. La solidez y sobriedad de la obra y la armonía del conjunto de este recinto fortificado, con las salvedades dichas al principio, quizás no sea extraño a la arquitectura militar almorávide.

Plano Castillo de Constantina y su Torre de el Homenaje.

Plano Castillo de Constantina y su Torre de el Homenaje.

 Construcciones Militares del Cerro del Almendro.

En lo alto de este cerro, cuya altura sobrepasa a la del Castillo, situado como éste al poniente de Constantina, entre ella y la Ermita de la Hiedra, existe una interesantísima construcción militar digna de ser explo­rada detenidamente. Consiste en un amplio recinto amurallado flanqueado por torres rectan­gulares que da vueltas a toda la meseta que forma la parte alta del cerro; la torre mejor conservada mide 3´65 metros de frente por 6′20 de lado; los paramentos de muros y torres son de una notable regularidad y perfección técnica, estando construidos de mampostería con lajas de piedra dispuestas alternativamente en hiladas anchas y estrechas que recuerda el sistema empicado en las fortificaciones almohades de Timmel y el de una de las torres del Alcázar en la Puerta de Sevilla de Carmona. Aunque salvando la diferencia del material que en estos casos es la cantería. En algunas partes conserva vestigios de haber estado los muros enlucidos con cal. En el interior de este recinto, que debido a la forma del cerro es casi circular, se encuentran con profusión restos de cerámica árabe.

Anuncios

Posted in LA ARQUITECTURA | Leave a Comment »